Islandia, el destino más glamuroso de este Verano

¿Alguna vez has pensado que uno de los países menos urbanizados de Europa pudiese ser uno de los destinos de lujo del momento?

Icelandair cumple este año su 80 aniversario al frente de la aviación islandesa. Pioneros en la integración de la mujer en el mercado laboral, y en el exquisito trato al pasajero como máxima indispensable, la compañía de bandera islandesa vuelve este verano a operar vuelos directos desde España.

Con motivo de esta efeméride la aerolínea ha presentado exclusivas tarifas promocionales en su Saga Class (el nombre que recibe la Business Class de Icelandair).

La Saga Class es perfecta para aquellos que quieren descubrir la isla del Fuego y el Hielo sin perder un grado de confort en el trayecto a sus esperadas vacaciones. Los pasajeros disfrutan de 2 equipajes de 32kg facturados, 2 bultos de 10kg en cabina, amplios y cómodos butacones con espacio entre fila y fila de 101,6cm, una gran pantalla individual de 13’’ con cientos de horas de entretenimiento, Wi-Fi puerta a puerta gratuito, grandes almohadas y edredón, enchufe/conector universal, check in prioritario y acceso al Lounge de la compañía y un menú de dos platos con bebidas alcohólicas. ¡Podemos aseguraros de que todos estos servicios se agradecen en un vuelo de 4h30! Puedes encontrarlas en www.icelandair.es.


Una vez en el destino, se puede optar por una estancia en la que el lujo y la comodidad no escasearán. Se puede seguir disfrutando de la exclusiva experiencia del grupo Icelandair alojándose en alguna de las suites del Reykjavík Marina Residences, de Icelandair Hotels.

 

 

Este lujoso hotel está situado al oeste de la parte central de la capital islandesa, en el muelle viejo. Además, la calle comercial más exclusiva, Laugavegur, (colmada de bares, restaurantes, pubs, tiendas de moda, museos y clubs nocturnos) se encuentra a escasos minutos del Reykjavík Marina.

No se puede olvidar la gastronomía, pilar fundamental en un viaje de estas características. No se puede dejar pasar la oportunidad de disfrutar de una velada en el Slippbarinn, uno de los restaurantes más “chic” de Reykjavík.

Y ¿por qué no culminar este viaje de ensueño con una visita al interior del cráter de un volcán inactivo? Para eso habrá que desplazarse unos 20 km desde Reykjavík al volcán Thrihnukagigur, preparar la cámara e inmortalizar uno de los momentos más mágicos que un país con el calibre de Islandia nos puede ofrecer.


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *