Cascada Bruarfoss

Seguro que ya os suenan algunos de los nombres de las cascadas más famosas que hay que ver en Islandia como Dettifoss, Gullfoss o Skógafoss. Pero hoy os vamos a poner los dientes largos con Bruarfoss. Se trata de una catarata un poco más pequeña y menos conocida, un poco lejos de la carretera y entre unas colinas.

En realidad lo que la hace especial, no es su tamaño, ni su localización sino el color azul del turquesa de sus aguas. Una joya para el ojo humano. ¡Mirad!

Greenzowie

Greenzowie

andrés nieto porras

Andrés Nieto Porras

moyan brenn

Moyan Brenn

Para llegar a Bruarfoss hay que coger la carretera 355 en dirección a Geysir y Gullfoss, y estar muy atentos a no pasar de largo el desvío. Lo mejor y más recomendable es ir con un GPS.Bruarfoss

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *