Donde el tiburón es una delicatessen

Este plato típico islandés es uno de los más antiguos que aún se consume a día de hoy. El kaestur hákarl o tiburón fermentado es para muchos un manjar que llevarse a la boca, mientras que para otros (especialmente extranjeros) es un plato repugnante.

El tiburón usado para el hákarl se pesca en Groenlandia. Esta especie necesita de meses de curación para eliminar todas las toxinas presentes en la carne.

Este proceso ha ido cambiando a lo largo del tiempo, desde los vikingos a la actualidad.

Una vez pescado el tiburón se trocea la carne en grandes piezas y se entierra bajo suelo. Unos meses después se retira y se cuelga del techo en cabañas de madera. Se podría comparar esta parte del proceso con la curación típica del jamón.

Cuando termina el proceso se corta la carne en daditos de pequeño tamaño y se envasa.

Tradicionalmente se acompaña con pan de centeno, que añade un toque de dulzor a la mezcla con el hákarl. Para beber se suele tomar el aguardiente típico islandés, el brennivín.

Este plato es característico por su fuerte olor a amoníaco. Los islandeses recomiendan taparse la nariz antes de pegar el primer bocado, especialmente si es la primera vez que lo probamos.

En cuanto a su sabor hay disparidad de opiniones. A los amantes de los quesos fuertes suele gustarle el hákarl, mientras que la gran mayoría rechazaría mil veces un aperitivo de daditos de tiburón.

¿Cómo cocinar tiburón?

  1. Adquiere la carne de mejor calidad. Presionando con el dedo la carne debería ser melosa y tierna.
  2. Cubre la carne de tiburón con mantequilla o zumo de limón. Déjalo reposar al menos 30 minutos para que elimine el olor a amoníaco.
  3. Corta las secciones de la carne que sean más oscuras y tíralas.
  4. Cocina el tiburón en la sartén. No deberías cocinar la carne demasiado tiempo. Para lograr el punto perfecto el interior de la carne debe estar un poco húmeda. También puedes cocinar el tiburón al horno. Precaliéntalo a 230º e introduce la carne y añade un poco de aceite. A los 10 minutos el plato estará listo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *